Quiste Para meniscal

Los quistes meniscales suelen asentar con mayor frecuencia en el menisco externo, son producto de alteraciones quísticas mucinosas, y se ubican en la periferia del menisco. Con el tiempo aumentan de volumen y provocan alteraciones en la mecánica de la rodilla y dolor que obliga al tratamiento quirúrgico.

Los quistes para meniscales   pueden ser visibles en la inspección visual de la rodilla o a la palpación como unas masas induradas a la altura de la interlinea articular entre la tibia y el fémur en el lado interno o externo de la rodilla.

En caso de sospecha,  es mejor realizarse una ecografía o RM para descartar.