Coccigodínia

La coccigodínia, es descrita como la presencia de dolor a nivel del cóccix y los tejidos vecinos hasta 5 cm del mismo.

El diagnóstico es en su mayoría clínico y la imagen de resonancia magnética es útil para identificar las causas y la planificación del tratamiento.

El dolor se desencadena al sentarse prolongadamente o, de manera más rara, al pasar de la posición de sentado a de pie.

La intensidad del dolor es variable, y a veces el coexistente dolor lumbar complica el cuadro clínico. El dolor conduciendo vehículos es el más sensible y representativo del dolor coccígeo.

En ocasiones el dolor se incrementa al defecar e interfiere en las relaciones sexuales.

Las etiologías de este síntoma son en ciertos casos, traumáticas, tumorales, infecciosas, quísticas, inflamación crónica de los tejidos blandos pericoccígeos, espasmo de los músculos del suelo pélvico, dolor referido de patología lumbar etc.

En el caso de traumatismo, las caídas sobre los glúteos pueden producir a veces fracturas y subluxaciones de la articulación sacrococcigea con angulaciones anteriores, posteriores u horizontales del coxis.

Típicamente acontece en pacientes del sexo femenino al ser el sacro más corto, más ancho y menos marcado que en el sexo masculino. Las tuberosidades isquiáticas están más separadas y el cóccix es más móvil. Todo ello hace que el cóccix femenino sea más vulnerable a los traumatismos.

El tratamiento convencional incluye tratamiento conservador, cambios en la postura, fisioterapia, manipulaciones, infiltraciones y finalmente la extirpación quirúrgica si la indicación es adecuada.