El síndrome de Tietze se caracteriza por engrosamiento doloroso, de carácter inflamatorio, que se localiza en uno o en más cartílagos que unen las costillas y el esternón.

Puede aparecer en todas las edades, con predominio entre la segunda y tercera década.

La lesión puede ser localizada en uno o en más cartílagos costoesternales, unilateralmente o más rara vez, bilateral, asentando sin predilección especial en un lado o en el otro.

En el 80% de los casos, la localización es un sólo cartílago generalmente el segundo o tercero y en gradación decreciente los cuarto, quinto y sexto, siendo los séptimo, octavo y noveno afectados muy raramente.

Los síntomas dolorosos tienen una expresión muy variable, desde formas incompletas a síndrome doloroso persistente a veces de más de tres años de duración.

El dolor se encuentra localizado sobre el cartílago afecto, se exacerba con el ejercicio y la actividad. La carga de pesos con el miembro superior del lado correspondiente aumenta las molestias, y en los momentos de mayor intensidad, puede sufrir irradiaciones hacia la base del cuello, hombros, el brazo, e incluso hacia la espalda en región interescapular.